¿Qué es el visagismo en el maquillaje?

//¿Qué es el visagismo en el maquillaje?

¿Qué es el visagismo en maquillaje?

El visagismo es una combinación de técnicas que buscan ensalzar la belleza mediante el maquillaje. Conocer las técnicas de maquillaje es el punto de partida. En una segunda fase, el visagismo nos ayudará a ensalzar la belleza de nuestro cliente aplicando las técnicas que ensalcen su figura y disimulen sus imperfecciones.

¿Para qué sirve el visagismo?

El visagismo se encarga del estudio de las formas y proporciones del rostro en todos sus aspectos y elementos. Su objetivo es conseguir un rostro armonioso acorde a las tendencias estéticas de cada época. Para ello, tendremos que realizar un análisis exhaustivo del rostro, del tipo de rostro (ovalado, cuadrado, angulado,) y de las facciones (tipo de nariz, ancho de la frente, distancia entre ojos,…).

El origen del visagismo

El visagismo tiene como origen la palabra francesa “visage” que significa rostro y del latín “ismo, ismus” que significa práctica o doctrina. El estilista francés Claude Juillard fue quién acuñó este término. Licenciado en Bellas Artes, empezó a analizar porque las clientas no siempre quedaban satisfechas al salir de la peluquería. En muchas ocasiones, era porque pedían un corte un maquillaje que, simplemente, no les favorecía. En otros casos, era el propio profesional el que no tenía en cuenta las opiniones del cliente.

Además, creó también el espejo tridimensional, herramienta muy utilizada dentro del mundo del visagismo. Este invento permite ofrecer a la persona que está siendo maquillada ver una imagen de sí misma en tres dimensiones, y no una imagen plana como ocurre en los espejos tradicionales. De esta forma, podemos corregir fácilmente el maquillaje aplicado para ensalzar la belleza.

Tipos de rostros

Una de los elementos que debemos estudiar en el visagismo es el tipo de rostro. Esta técnica separa el rostro en tres partes:

  • Zona intelectual: desde el nacimiento del cuero cabelludo hasta la altura de las cejas
  • Zona afectiva: Desde las cejas hasta la base de la nariz
  • Zona Sensitiva: desde la base de la nariz hasta el mentón

En visagismo, se trabajan hasta 6 tipos de rostros, todos ellos susceptibles de poder ser armonizados:

Rostro ovalado:

Son aquellos considerados como los rostros más perfectos ya que presentan una proporción adecuada en todas sus formas. En rostros ovalados, podemos aplicar cualquier técnica de maquillaje. De hecho, el objetivo del visagismo es conseguir asimilar el resto de rostros al rostro ovalado.

Rostro redondo

Estos rostros se caracterizan por crearse un círculo casi perfecto. Son rostros de aspecto dulce. Para asimilarlos con los rostros ovalados deberemos aplicar un maquillaje con algo de sombras en sienes y barbilla. Aplica igualmente una base más oscura en el contorno de la frente y en la parte externa de los ojos.

Rostro cuadrado

Este tipo de rostro se caracteriza por mandíbulas y frentes anchas que crean facciones muy marcadas. El trabajo de maquillaje consistirá en suavizar esas formas aplicando sombras en frente y barbilla.  Las sombras se concentran en las esquinas de la cara, redondéandolas sutilmente y acortando visualmente las dimensiones de la cara.

Rostro rectangular o alargado

Mentón cuadrado, sienes y maxilar marcados y considerable distancia entre la frente y la barbilla son las principales características de estos rostros. Para estos rostros, el visagismo recomienda aplicar sombras en sienes y mentón para suavizarlos.

Rostro triangular invertido

El rostro triangular invertido también se llama en forma de corazón. Se caracteriza por la frente ancha y barbilla estrecha acabada en punta. Para este tipo de rostro, se recomienda marcar bien las cejas y darles una forma arqueada. El maquillaje de los ojos cobra importancia recomendado iluminar el párpado.

Rostro triangular

En este caso, tenemos un rostro invertido al anterior. Es decir, tenemos un mentón notablemente más ancho que la frente. A la hora de maquillar, recomendamos sombrear el centro de la barbilla y los laterales de la frente en caso de estar sobre dimensionada. Iluminaremos los laterales del maxilar inferior para compensar volúmenes. Por último, aplica un colorete en forma circular sobre la parte más alta del pómulo, para dulcificar las facciones.

El visagismo nos permite suavizar rostros y conseguir una facciones más suaves y armónicas.

Entradas recientes

Categorías

¡Somos el secreto de tu éxito!

¡Somos el secreto de tu éxito!

Síguenos y podrás conocer nuestras actividades, fotos y videos

2018-11-16T12:31:31+00:00

Leave A Comment

Cursos

Contacta con nosotros

C/ Bailén, 7A - 48003 Bilbao (Bizkaia)

Phone: 94 416 20 18