Nuestra Historia

//Nuestra Historia
Nuestra Historia2018-09-14T10:21:27+00:00

Más de cincuenta años de historia

El Centro Armengol es hoy día una institución de la enseñanza de la Peluquería y de la Estética.

El Centro Armengol es hoy día una institución de la enseñanza de la Peluquería y de la Estética. Creado en 1961 (oficialmente en enero de 1962), es el Centro cuya enseñanza ha demostrado ser de calidad con seriedad y constancia para llevar a feliz puerto las ilusiones de muchas de sus alumnas y alumnos que han pasado por él.

Pero todo este conocimiento de la enseñanza de la profesión, del “Método Armengol” es la suma de tres generaciones de peluqueros y de un equipo de profesores, de personas, que han ido aportando y aportamos al conocimiento pedagógico de la profesión.

Queremos, por tanto, más que contar la historia del Centro, contar la historia y anécdotas de las personas que han logrado lo que hoy es nuestra escuela Armengol.

Maquinilla de cortar el pelo

Los orígenes

Foto familiar

La primera Generación partió del Sr. Demetri Farré (1899-1986) Barbero desde los 18 años, contaba entre sus clientes con el Cardenal Belloch, quien le ayudó a librase del servicio militar alegando que estaba ciego. Con la iglesia hemos topado, como decía Sancho.

Tras unos años trabajando en barberías de Barcelona volvió a su pueblo natal en Lleida.

Ser barbero rural en aquellos tiempos no solo era cortar barbas y cabellos. En el caso del Sr Demetri, era ser también médico practicante, dentista, enfermero, relojero, reparador de ciclos, radios, vamos, toda una institución del saber. De hecho, su afición por la electricidad le llevó a fabricar en 1930 una máquina de cortar el pelo, eléctrica. No sé si fue la primera, pero, años más tarde, causó furor entre los soldados de la Guerra Civil.

En el plano de la peluquería sus espacialidades fueron las ondas al agua y el corte garzón en señora. En barbería aparte de arreglos de barbas y mostachos fue un fenómeno en el corte y peinado parisién. Recordar que este peinado hoy día es un clásico en los certámenes de la peluquería de caballeros.

También se dedicaba al tratamiento capilar y nos ha dejado en herencia algunas fórmulas para la caída y tratamiento de eccemas.

Tras la guerra civil estuvo 4 años en la cárcel, y uno de sus clientes, el Sr. Tafalla, lo esperó hasta su vuelta sin cortarse el pelo. Ya quisiéramos muchos peluqueros que fueran así de fieles nuestros clientes.

Segunda generación

La segunda generación vino de la mano del Sr. Armengol Farré. A los 8 años ya remojaba las barbas en el salón de su padre (Don Demetri) subido en un taburete y ayudaba a su hermana en la peluquería de señoras.

En “la mili” fue barbero de la plana mayor del regimiento. Si es que no hay como tener estrella.

Después trabajó en peluquería de caballeros en Barcelona y se perfeccionó en la peluquería de señoras.

Maquinilla de cortar el pelo

Los Domingos por la mañana nuestro amigo Armengol vendía refrescos en el Circuito de Monjuic y por la tarde gorras en el Camp Nou. Por las noches se reunía en la asociación de peluqueros para presentar trabajos en común con los jovencitos peluqueros de la época, Jesús Navarro, Martín Lain, Alberto Cebado y un tal Luis Llongueras.

Pasó a ser encargado de salón y en 1956 aceptó el puesto de asesor técnico de la casa comercial Solriza (hoy ya desaparecida). Así comenzó a viajar por toda España realizando galas, demostraciones, cursillos, hasta que en 1958 llegó a Bilbao y la delegación de la zona le ofreció llevar la Academia de Solriza que tenía en la calle La Ronda de Bilbao. Todavía hoy siguen viniendo a nuestro centro clientas que ya se peinaban con el Sr. Armengol en aquellos tiempos.

Armengol vino a Bilbao para realizar unos atelieres de 4 días y ya lleva más 5 décadas. Aunque en esto algo tuvo que ver una guapa moza euskaldun que conoció.

Nace la Academia Armengol

Foto familiar

Tres años más tarde, en 1961, y en compañía de la ya su mujer, creó la Academia Armengol en la calle La Naja de Bilbao. Aunque a efectos de licencia de actividad, el centro comenzó en enero de 1962. Podéis imaginar que por aquellos tiempos primero abrías el negocio y tiempo más tarde te llegaba el permiso de actividad.

Desde ese momento la Academia Armengol ha ido enseñando como es la profesión de Imagen Personal, con rigor, constancia y trabajo, transmitiendo a los alumnos valores no solo profesionales, sino también valores actitudinales, de respeto, de atención y de detalle hacia los clientes y compañeros.

A finales de los años 60 la Academia Armengol expedía a través del Sindicato Nacional de Enseñanza los certificados de empresas responsables a las peluqueras/os que deseaban establecerse. Y en 1977 al Sr. Armengol le homologaban su Academia para impartir los Títulos de Formación Profesional en el área técnico práctico.

Así trabajaron durante casi 40 años el Sr. Armengol y su mujer Sra. Juli. Recordada, ella, por todas sus alumnas por su meticulosidad a la hora de preparar una tintura o por el orden y limpieza en cualquier trabajo de laboratorio.

Foto familiar
Foto familiar

Tercera generación

Foto familiar

En enero de 2000, la academia sufre una gran trasformación. Dos de sus hijos, Rosa y Ricardo (el que aquí os cuenta), tomamos la decisión de ser la tercera generación de peluqueros de la familia y dedicarnos a la enseñanza.

Cambiamos de local, nuevo diseño, nuevas instalaciones, nuevas y cambiantes tecnologías, aulas polivalentes, diversificación de la oferta educativa, certificado de calidad ISO9001, nuevas metodologías para el aprendizaje (como el sistema Pivot Point) y no sé cuántas cosas más. Pero creemos que la filosofía que nos ha transmitido el Sr. Armengol sigue estando en el aroma de Centro. Entre otras cosas porque el Sr. Armengol aunque jubilado, sigue viniendo por aquí.

Ya son más de 50 años de historia de un centro de enseñanza que se ha hecho entrañable a través de la historia de tres generaciones de una familia y de un “pilón” de promociones de alumnas/os que han pasado por aquí.

Quién sabe si habrá una nueva generación que seguirá. Sea como fuere, muchos años navegando y enseñando a navegar nos hace agradecer a todos los que habéis participado con nosotros. Nuestro éxito es el vuestro y vuestro éxito también es el nuestro. Esa es nuestra ilusión.

En enero de 2000, la academia sufre una gran trasformación. Dos de sus hijos, Rosa y Ricardo (el que aquí os cuenta), tomamos la decisión de ser la tercera generación de peluqueros de la familia y dedicarnos a la enseñanza.

Cambiamos de local, nuevo diseño, nuevas instalaciones, nuevas y cambiantes tecnologías, aulas polivalentes, diversificación de la oferta educativa, certificado de calidad ISO9001, nuevas metodologías para el aprendizaje (como el sistema Pivot Point) y no sé cuántas cosas más. Pero creemos que la filosofía que nos ha transmitido el Sr. Armengol sigue estando en el aroma de Centro. Entre otras cosas porque el Sr. Armengol aunque jubilado, sigue viniendo por aquí.

Ya son más de 50 años de historia de un centro de enseñanza que se ha hecho entrañable a través de la historia de tres generaciones de una familia y de un “pilón” de promociones de alumnas/os que han pasado por aquí.

Quién sabe si habrá una nueva generación que seguirá. Sea como fuere, muchos años navegando y enseñando a navegar nos hace agradecer a todos los que habéis participado con nosotros. Nuestro éxito es el vuestro y vuestro éxito también es el nuestro. Esa es nuestra ilusión.

Foto familiar
Foto familiar

Ricardo Farré Morillo

La historia en imágenes

Filosofía del centro
¡Somos el secreto de tu éxito!

¡Somos el secreto de tu éxito!

Síguenos y podrás conocer nuestras actividades, fotos y videos

Cursos

Contacta con nosotros

C/ Bailén, 7A - 48003 Bilbao (Bizkaia)

Phone: 94 416 20 18